domingo, 12 de junio de 2011

Opuestos

Opposites

Desde el momento en que casi no necesitamos nada para ser bellos, hasta el día que comenzamos a darnos cuenta de cuantas cosas nos hacen falta para tratar de retener algo de esa beldad.

9 comentarios:

Caty dijo...

Que bueno! cuándo somos bebé; las arrugas son bellas y luego crecemos y queremos estirarnos lo más posible, jajaja, lindo contraste, :)

Rosa dijo...

que bueno Lili, cuanta sabiduria en tus palabras.........que buen contraste

Geraldine dijo...

Está genial!!! es una versión de la nuestra... ya verán...jajaja!

Témpera Mental dijo...

Jajaja Gracias chicas!!!
Un beso para todas.

Marcela dijo...

Muy buen contraste Lili!!! Besos

Cho dijo...

Buen concepto!!

Témpera Mental dijo...

Marce Gracias, besote.

Témpera Mental dijo...

Hola Cho!

Gracias por comentar.

isabel antonia dijo...

....y por muchas cremas que nos pongamos es inevitable el paso del tiempo.
Un muy buena idea.
Un besito.