ruta de Pixel


 Pixel es nuestra mascota, nuestro embajador, un pequeño integrante de "Unidos por un Click" quien viaja a través del mundo para dejarse fotografiar por nosotros.

Con él demostraremos que no hay límites ni fronteras que nos impidan unirnos a través de la magia de un click.

En este espacio colocamos las fotos de su recorrido, ¡Esperamos que las disfruten!

Pixel en Pergamino, Argentina

Pixel llegó literalmente de la mano de Vicky, quien viajó a Pergamino para entregarlo y pasar un fin de semana en esta ciudad campestre de la Provincia de Buenos Aires.

Por supuesto, el día que llegó ya tenía preparada una salida fotográfica con un amigo e integrante de la Peña Fotográfica Pergamino (el grupo de foto al que pertenezco por estos lares), después de las presentaciones, arrancamos rumbo a Pinzón, Vicky aprovecho para sacar fotos de algunas de las aves que se ven por la zona… pero no contamos con que nos íbamos a quedar ¡¡¡atascados en el lodo!!! Sí, aún con 4x4 no pudimos salir del lodo, así que Vicky y yo (y Pixel) tuvimos que caminar por la ruta llena de lodo a buscar ayuda.


Después del fin de semana con Vicky, Pixel conoció a Lucas. Debo decir que se llevaron muy, muy bien.



Como todo buen asistente, ayudó en la composición de alguna que otra foto culinaria.



Durante la visita de Pixel en casa se llevaba a cabo el Mundial, por lo tanto, Pixel, Lucas y mi hijo no podían perderse ningún partido, ¡¡sobre todo si jugaba Argentina!!



Me acompañó a otra salida fotográfica a JB Molina, se colgó de los maizales al atardecer y la pasó bomba. ¡Esta vez sin atascarnos en ningún lado!



Y por supuesto nos acompañó a visitar el zoológico de Temaikén que se encuentra más cerca de Buenos Aires que de Pergamino. Sebastián y su amigo Felipe estuvieron requetecontentos de compartir ese día con Pixel.



Tardamos un poco en enviarlo a su siguiente destino, porque surgieron varios inconvenientes de salud en la familia y todo se complicó. Pero ya debe estar en Bariloche con Geraldine, disfrutando de unos paisajes espectaculares.

Pixel en Buenos Aires, Argentina


Pixel llegó justo a tiempo para disfrutar de una de las fiestas patrias argentinas, el 25 de Mayo y festejó con mate y pastelitos dulces.


En pleno otoño disfrutó de los colores de los árboles y de un mullido colchón de hojas donde jugó a esconderse un rato.

Con los días fríos aprovechó a quedarse en casa a jugar con Garfield y Lena que lo masticaron un poco, sin consecuencias graves y lo llenaron de besos.


También me acompañó a observar pajaritos en la Reserva Ribera Norte en San Isidro, donde pudimos identificar una gran cantidad de aves y a una clase de natación en el Campo Municipal Nro.1 de Vicente López, donde los guardavidas le prestaron el salvavidas por un ratito.



Finalmente se despidió de Buenos Aires viendo el amanecer en el Río de la Plata, para partir al día siguiente a su nuevo destino.

Vicky y Pixel

Pixel sigue en Caracas

Pixel continúa en Caracas/Venezuela. Lo recibí de manos de Kela y aprovechamos de retratarlo con un Araguaney en proceso.
Pixel con Kela
Luego me acompañó a una graduación en la Universidad Central de Venezuela (UCV)
Pixel en la UCV
... subió conmigo al Avila :-)
Pixel en el Avila
Se divirtió con mi ahijado en su sesión de fotos mensual
Pixel con mi ahijado
Y le dio un fraternal abrazo a mi gorra que simboliza la lucha por una mejor Venezuela.
Pixel con gorra tricolor

Pixel llega a Caracas

Nuestro amigo Pixel finalmente llega a Caracas, lamentablemente nos visitó en un momento muy particular tanto a nivel individual como colectivo, sin embargo hicimos todo lo posible para que su paso por la ciudad fuera agradable, fuimos a la playa Marina Grande, a la montaña, nuestro gran Cerro Ávila, dimos un paseo en el Metro, y hasta se trepó en el árbol nacional el Araguaney, aunque no le gusta mucho eso de bañarse, recibió un tibio baño y lo pusimos muy guapo para su siguiente visita en casa de Josy...

Fue un placer tenerte de visita... espero que vuelvas y podamos atenderte mucho mejor...


La visita de Pixel a Barquisimeto


Pixel llego a Venezuela desde México donde paso unos lindos días con Brenda y Gaby a conocer mi ciudad Barquisimeto, anduvo paseando en mi carro algunos días mientras desde la ventana del Gala la carra estaba al fondo el Obelisco, la vista de la calle desde mi oficina en un piso 13 y la vía por donde paso a diario para ir al trabajo, esto me ayudaba a decidir a que lugares lo llevaba para hacerle otras fotos.



Fuimos juntos al Zoo vio al tigre de cerquita, también Santa Rosa donde vive la Divina Pastora patrona de los barquisimetanos, entre la arbolitos de navidad, el guiso para las hallacas de mi abuela y el Ponche Crema celebramos con estrellitas los días de navidad.









Los Araguaney floreados de amarillo un día vio caer la tarde despidiéndose de mi ciudad para ir a Caracas en Venezuela a visitar a Kela y Josy para continuar la aventura.

Pixel sigue en la Ciudad de México


Al Fin lo logre, Pixel llego a mi de manos de Brenda y Gus, al principio la paso un poco mal extrañaba a Gus y jugar con él . Se sentía triste y le daban miedo los gatos, sufrió el ataque de una araña gigante y corrió tanto que pensé que se iba a perder, pero luego poco a poco se sintió en casa y se hizo amigo de todos, en especial hizo gran amistad con Lola.

2


Disfruto de las calabazas y también formo parte de el árbol de Navidad.


3


5


Como todo tiene que terminar llego el día en que Pixel tuvo que continuar su viaje por el mundo para seguir uniendo clicks, lleno sus maletas con buenos deseos, con amor y muchas ganas de seguir viajando, se sentó con Lola a esperar el vuelo que lo llevaría a Venezuela con NAY con la cual estoy segura que la pasa fantástico.


7


4


Pixel gracias por unir tantos corazones, tantos clics y por hacernos sentir que estamos formando una gran amistad.
Pixel y Gabriela

Pixel llega a México

Hace poco más de dos años que Pixel se convirtió en la mascota de Unid@s por un click, pensamos que hace un año llegaría con nosotros, el tiempo pasaba y pasaba y Pixel no llegaba, mi hijo hasta quería comprarme otro y decirme que era Pixel eso le dijo a mi esposo en secreto ♥

Por fin el día llego, el cartero toco la puerta y mi niño y yo salimos corriendo a recibirlo. Venia cansado desde Montreal pero bien empacado.

Comenzó su estancia muy divertida, pero se volvió en dos meses casi sin salir de casa, todo el hermoso verano, bueno ni tanto en la ciudad de México llovió mucho todos los días un lugar estaba inundado; pero la culpa de pasar tanto tiempo en casa no la tuvo el clima sino yo y mi trabajo. Un verano trabajando de 4 de la tarde a las 2 de la mañana y a veces doblando turno y sin descanso.

Dimos paseos al parque, al campo de golf a ciudades cercanas, estuvo en la fiesta del pequeño (pero sin una foto que lo compruebe), una feria típica mexicana, comimos, tomamos café juntos y muchos días me acompaño a ver los atardeceres desde mi escritorio de trabajo.


Pixel mosaico

Pixel se fue con Gabi, otra mexicana que vive en la ciudad de México, espero que tenga más suerte con ella y conozca todo la ciudad y un poco más.

Pixel te extrañamos y tus amigos Spiderman, Buzz lightyear, Capitan America y Iron man te siguen esperando para más aventuras. Gracias por visitarnos y por unir a este grupo.

Pixel y Brenda


Pixel visita a Jackie


Dentro de su viaje por el mundo Pixel visitó a Jackie en Montreal, estuvo con Paco, veamos lo bien que lo paso.

  Pixel con Jackie IPixel con Jackie II


Pixel en Saint-Constant, Canadá

Pixel en Saint-Constant

Tuve secuestrado al pobre Pixel por tres meses. En mi defensa les pido que me crean que él es un bombón; tan caballeroso y bien portado que me daba penita dejarlo ir. Llegó un día de invierno a Saint-Constant, una ciudad pequeñita al sur de Montral, como San Nicolás cargadito de regalos de parte de Maribel (¡gracias linda!) y se fue ya bien entrada la primavera, rumbo a la casa de Paco.

Derrochó físico en tormentas de nieve y en un paseo a la cabana sucre. Nos contó maravilosas historias de sus viajes. Fue como tener a Scheherazade en casa, cada noche una nueva aventura para compartir. ¿Cómo reuní la entereza para dejarlo partir? Todavía no me lo explico :)

Buen viaje Pixel, te extrañamos ♥

Pixel en Saint-Constant
Pixel y Pati


Pixel en Calgary, Canadá

collage pixel

collage2

Después de muchos inconvenientes Pixel llegó desde el otro lado del mundo para acompañarnos.

Llego en uno de los momentos más importantes de nuestra familia: el nacimiento de mi pequeño Samuel. Estuvo con nosotros en uno de los periodos más felices pero a la vez más accidentados que hemos tenido. Nos acompaño en mi recuperación del parto, acompaño a mi Sofi en su Navidad con varicela. Si!!! ¿pueden creerlo? Sofi paso su Navidad llena de punticos rojos y la mamá cuidando que el pequeño recién nacido no se contagiara. Luego soporto mi estadia en la clínica por una cirugía que tenia programada desde un año atrás.El pobre vivió como nos adaptábamos a los cambios con un nuevo integrante en la familia y nos acompaño a recibir el invierno en tierras canadienses.

Pixel fue un aliado para mi pequeña Valeria que la llegada de un nuevo bebe no fuera un proceso difícil. Valeria se divirtió jugando con el mientras mamá cuidaba del bebé. Empezó a ejercer su rol de hermana mayor y enseño a Sammy a jugar con él. Acompaño a Sofi a sus clases de patinaje y a sus prácticas de música. Pixel nos genero tantos sentimientos bonitos que nos pusimos tristes cuando finalmente tuvimos que dejarlo ir para que continuara con su linda misión: generar el sentimiento de unión con personas en otras partes del mundo que comparten tus mismas pasiones y por las cuales con el tiempo se va generando una conexión muy bonita.

Con Pixel aprendimos que la distancia no es un obstáculo para compartir las cosas buenas que se generan cada día en nuestras vidas.

Pixel sigue en Madrid

Collage Pixel

Fue muy fácil hacerse amigo de Píxel, todavía no le conocía en persona, pero sabía mucho sobre su pasado. Ese viaje tan interesante que está haciendo, recorriendo el mundo de cabo a rabo. Conociendo y compartiendo ratos con tantísimas personas a las que me encantaría conocer a mí. Nació con alma viajera y le envidio, le envidio profundamente, a unas ya os ha conocido y a las otras os va conocer. Visita lugares sin parar, es un auténtico tragamillas.

Al poco de conocernos, camino de casa le conté los planes que tenía para su estancia conmigo y él no dudó ni un instante en contarme lo que le apetecía, rápidamente nos pusimos de acuerdo, no había tiempo que perder, teníamos muchas aventuras que vivir…Todo nos parecía poco queríamos más y más, le enseñé el mapa de la zona y nos pusimos manos a la obra.

Dimos paseos por la montaña, no pudo conocer la nieve, pero si que notó las bajas temperaturas que hay en la sierra. Hicimos una ruta nocturna. Otra en coche para abarcar más territorio y acabar de conocer la zona. Nos subimos a los árboles, apagamos incendios, me enseñó el altísimo nivel que tiene de ballet, me pidió que le consiguiera un coche ya que le salió plan con una morenaza de toma pan y moja, finalmente descansamos y descansamos tirados en el césped disfrutando del buen tiempo.

Llegó el día en el que teníamos que despedirnos y a mí se me hizo un nudo en la garganta, no podía decirle adiós, no podía dejarle marchar sin más, me quería ir con él, no me quería separar de él, nos lo habíamos pasado tan bien… menos mal que la chica que le trasladaría hasta su siguiente destino era muy simpática que si no, no le dejo irse con ella, al final tuve que resignarme y dejarle marchar…

Adiós, queridísimo amigo, adiós fiel compañero, sigue tu camino, sigue trasmitiendo toda esa alegría que se siente al verte llegar, sigue compartiendo tan buenos ratos con esa gente maravillosa a la que vas a visitar.

¡Dios! Que empalagoso me pongo, pero que se le va a hacer… eso es lo que tiene haber conocido a Píxel.

Pixel y Jorge

 

Pixel en Madrid

Pixel

Ay, el pobre de Pixel estaba muchos días abandonado en mi escritorio o en la casa LEGO Duplo que le construyeron mis niños. En total ha visto Madrid en dos días, pero han sido dos días que nos lo hemos pasado genial.

Pixel y Nicole

Pixel en Salamanca

Pixel en Salamanca

Pixel llegó a Salamanca en uno de los últimos días soleados de Octubre, trajo con él toda la brisa de Cantabria, me lleno de azul y de mar y logró que la prisa de mis días se detuviera por un instante.
Creo que se lo pasó bien, hizo nuevos amigos, tomó el sol, disfrutó de las flores y en la excursión que hicimos por la ciudad.......¡¡¡hasta saltó de alegría cuando descubrió la rana en la fachada de la Universidad!!!
El atardecer se nos fue escapando rápidamente y Pixel con su color parecía un camaleón mimetizándose con la piedra dorada de Villamayor que reviste la ciudad.
¡¡¡Quería llevarse todos los jamones y todas las ranitas que aparecían en los escaparates de los comercios!!!
Y finalmente me dijo adiós y le dejé marchar en busca de nuevas aventuras, sabores, lugares y gentes.


Pixel en Santander, Cantabria, España

Hasta pronto Pixel ...

Pixel llegó a Santander en un día de viento Sur ... un fenómeno atmosférico muy típico en nuestra Bahía que se filtra por los poros de la piel y enreda nuestras cabelleras.

Cuando el cartero llamó a la puerta con aquel paquete verde me quedé mudita de entusiasmo, cuánto hacía que no recibía un correo postal! En su interior, Pixel algo asustadizo ... expectante como yo de nuestro contacto. Tiene el color de los lapiceros y huele a brisas de muchos sitios ... la de historias que amasa en su interior y la de emociones, luz y desenfoques que se llevará a otras patrias.

Fueron dos semanas de intensa convivencia ... nada le daba pereza, madrugar los fines de semana era toda una aventura y salir a cazar atardeceres le hicieron suspirar sin medida ... sobre todo cuando sentados en la proa del barco las olas nos embadurnaban de salitre.

Conquistó a los más pequeños sin necesidad de un sólo guiño y cada vez que éstos me veían aparecer se colgaban de mi bolso para llevarle de la mano a sus juegos.

Pixel ha sido uno más entre nosotros ... echarle de menos será muy fácil. Gracias amigo, gracias por haber parado conmigo al mismísimo tiempo! Muacc


Pixel y Mela




Pixel en Plentzia, Vizcaya, País Vasco

Pixel en Plentzia

Cuando acabábamos de llegar de unas mini vacaciones por el sur de Francia, fue Pixel el que nos dio la sorpresa de ¡darnos la bienvenida a casa!

Y no hizo falta convencerlo para salir juntos a dar una vuelta por el pueblo, tomarnos unos mates calentitos, irnos hasta Bilbao en metro, tomar mucho sol en la playa de Plentzia, andar en bici por la bahía, sentarnos a charlar un rato en las piedras de la orilla de la Ría, y jugar por los aires con mi amiguito Luka ...
Hemos pasado unos días muy lindos juntos y sé que ¡lo voy a extrañar también!
Pero la emoción de que siga viajando y conociéndonos a cada uno de los Unidos por un click me anima a despedirlo sabiendo que muchos y hermosos momentos y personas, lo estarán esperando
¡Feliz viaje a Cantabria!

Pixel y Fer


Pixel en Barcelona

Hemos intentado visitar todos los lugares emblemáticos de la ciudad. Creo que se va muy contento y deseando llegar ya a su nuevo hogar en el Pais Vasco.
(en la última foto casi se me escapa antes de tiempo por el buzón)

Pixel en Barcelona {2}

y esta ha sido la aventura de Pixel en Barcelona, con una escapada relámpago a Galicia

Pixel en Barcelona {1}

Buen viaje al País Vasco

Pixel y Matilde


Pixel en Liria, Valencia

Pixel vino de visita a Llíria. El pobre vino en época de muchísimo trabajo y estuvo horas mirándome editar frente al ordenador. También fue motivo de discordia entre hermanos y tuve la suerte de que me ayude a darle de comer a las gallinas. Anduvo paseándose por la orilla de la piscina y anduvo sumergido en el parque de bolas!

Pixel en Llíria (Valencia)

Pixel y Eliana



Pixel en  Garrucha, Andalucía

Pixel sigue viajando por España y esta vez anduvo por la casa de Isabel en Garrucha, Andalucía.
Después de descansar por el viaje se ha dedicado a la pintura, la fotografía, la cocina y a conocer los alrededores. Por lo visto ha estado bastante ocupado.

Mosaico Pixel 1024x683


Ahora va camino visitar a otro integrante de unidos por un click.

Pixel e Isabel



Pixel en Mallorca

Pixel comenzó su estancia en la zona del levante mallorquín tomándose un café con Caty y conmigo en una terracita frente al mar. ¿Os acordais?
Durante estos quince días, ha tomado el sol, cafeses de relax footing por la playa, pero sobretodo, de lo que no sé canso, fué de jugar con Irene en casa. Irene en su cocinita le preparó comidas ricas, le montó en moto por la casa y le hizo mil y una peripecias más.
Ahora ya está camino de Almería.

¡Buen viaje Pixel!

Pixel en casa

Pixel e Inés



Mi aventura en Galilea (Mallorca)

Pixel llega a España

Mosaico Pixel Galilea

Mosaico Pixel Galilea

Mosaico Pixel Galilea

Pixel y Caty



Pixel en Perth, Australia

Nuestro pequeño embajador Pixel, comenzó su recorrido en Perth, Australia una ciudad encantadora, muy cosmopolita, llena de color y magia.

No te pierdas su próximo destino!

Pixel en Perth, Australia

Pixel en Perth, Australia

Pixel ultimo

5 comentarios:

CaraMela Revuelta dijo...

Da gusto ver ... el recorrido de cariño de Pixel ... nos ha unido a todas de una forma muy especial. Besitos mil ...

Josymar Thomas dijo...

Geniaaal todo lo que ha recorrido Pixel. Ya falta menos para que llegue a Venezuela :-)

Josymar Thomas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriela dijo...

Que increíble, Pixel viaja por el mundo y une corazones
es una maravilla, su recorrido a sido sorprendente y el tan fotogénico sale genial en todas las fotos.

Yolanda dijo...

Ay, divertidísimas las aventuras de Píxel por medio mundo. Me da a mi que se lo va a pasar de miedo, y nosotras, y vosotras con él.

¡Qué bueno!

Besos.