lunes, 1 de febrero de 2016

Acerca de mí...

Esto de los autorretratos y de hablar sobre mí me pone un poco nerviosa, pero bueno... agarremos al toro por los cuernos y aquí va...

Como ya todas saben soy mexicana, nacida en mi querido y caótico Distrito Federal, pero también soy una trotamundos, o pata de perro, como quieran llamarle, porque siempre me ha gustado viajar y conocer lugares nuevos. De chica pasé todos los veranos en un campamento en los Estados Unidos. El primer año que partí tenía 8 años y la verdad no hablaba mucho inglés que digamos, pero ese primer verano de campamento marcaría el rumbo de mi carrera, ahí decidí que iba a ser traductora, o bueno que iba a hablar varios idiomas para que nunca nadie me hiciera la vida de cuadritos, como me la hizo otra mexicana que conocí allí. Al volver a casa ese verano me propuse aprender inglés perfectamente bien, y ya se imaginarán la sorpresa de Alejandra (la susodicha) el verano siguiente cuando ya no pudo engañarme con lo que me decían las otras chicas.

De ahí en más no paré, volví a los EE. UU. todos los veranos hasta los 15 años, y recorrí gran parte de ese país con mis padres y mi hermano. Cuando terminé la preparatoria le dije a mi padre que quería ir a aprender francés ¡a París! Obviamente, me dijo que no, yo sola con 18 años no iba a vivir en una gran ciudad tan lejos, pero me dejó pasar un año en Suiza, en Montreux, ahí perfeccioné mi francés y decidí quedarme a estudiar la carrera de traductora en la Escuela de Traductores e Intérpretes de la Universidad de Ginebra. Mi mamá no estuvo muy contenta, pero mi papá siempre me apoyo en estos emprendimientos. Siete años fueron los que viví en Suiza, fue una experiencia maravillosa en la que tuve oportunidad de recorrer otros países de Europa, aunque todavía me falta mucho por conocer.

Después volví a México y una amiga de la universidad me presentó al que ahora es mi marido, pero es argentino, de manera que volví a hacer las maletas y partí a Buenos Aires. Hace 15 años que vivo en este hermoso país, con Sebastián, mi hijo de 11 años, y Héctor, mi marido. Fue acá que retomé la afición por la fotografía, y gracias a ella he podido conocer a gente extraordinaria, empezando por todas ustedes (que las quiero muchísimo) y mis amigos fotógrafos de Buenos Aires y Pergamino.

En este momento vivo en Pergamino, prov. de Buenos Aires, a unos 220 km de la capital federal, debo decir que después de vivir en grandes ciudades, adaptarme a la vida y al ritmo de Pergamino fue un poco difícil, pero gracias a esta hermosa afición me he hecho de grandes amigos con los que comparto un sinfín de aventuras, recorriendo distintos pueblos rurales en nuestras salidas fotográficas.

Por ahora sigo trabajando de traductora, mi profesión me permite desplazarme 'a picare' y trabajar donde quiera que sea, por eso no quito el dedo del renglón y quizás algún día me encuentren viviendo en Europa, en Provence, seguramente. Antes, por supuesto, espero de todo corazón, viajar para encontrarme con todas ustedes en algún lugar de este hermoso planeta.


¡Besos para todas!

5 comentarios:

Catypol dijo...

Ay Marce, relinda la entrada!!! me ha encantado conocerte un poco más, se te linda en la foto. Un beso grande para ti también, te quiero guapa.

Nay dijo...

Que bella Marce ♥ me encantó leerte

Ferbaires dijo...

Cuántas sorpresas nos traen estos retratos!!!!!!!!!!
QUé lindo tu recorrido hasta aquí, Marce!!!!!!!
Y claro que hasta que no nos encontremos todas, no paramos!!!!
Hermoso autoretrato!
Gracias por compartirnos tu cachito de vida!

Vicky Bonifacio dijo...

Hermoso autorretrato Marce!
Espero que puedas cumplir el sueño de vivir en la Provenza francesa!!!
Mil besos

Siempre Mela dijo...

Ayayay... qué gusto leerte y ubicarte... curioso cuando no conocemos lo que proyectamos y cuando se adentra un poco más, la sensación es maravillosa... abogo por ese encuentro y coincido con la Provenza... un destino mágico y de paz absoluta para mí. Te abrazo Marce, gracias por compartirnos! Muacc