jueves, 31 de diciembre de 2015

Au revoir 2015...

2015 no me dejó ni con resaca de intenciones... han sido unas Navidades diferentes por varias circunstancias y todas ellas han tenido un denominador común... la paz... tiempo para NO HACER... tiempo para sentirme y con una sola meta para este 2016... auto-conquistarme, reconozco que al final es una intención... pues sí... es bonito hacer bagaje pero sin torturas, es importante proyectar pero sin exigencias.

Qué sensación tan especial cambiar de calendario como lo hago... con experiencias importantes, con la aventura tan hermosa de la comunicación sin filtros, con abrazos que se sienten por dentro... qué afortunada! 

Este grupo de mujeres que nació de un "atelier" de Jackie Rueda... continúa con ilusión... unas tiran más que otras y son nuestras salvavidas pero ninguna abandona! Tuve la suerte de rematar diciembre de 2015 con la visita de Fer... un torrente de energía... conversamos, sonreimos... y algo que me desarma por completo, esa familiaridad como si hubiéramos compartido una vida... la magia de la fotografía y sí, las redes sociales cuando se mima su tejido. 

Estando con Fer... le compartí el libro de "La Fabulosa Fórmula de la Felicidad" de Mario San Miguel, un SER tremendamente humano que con su genuina simpatía no se cansa de hacer patria de una frase que me gana siempre "lo difícil es ser sencillo"... hoy abrí una página al azar como viene siendo mi manera de leer esta joya:

Página 253. Nunca perdemos nada, porque nada tuvimos nunca.

Una de las fantasías más extendidas entre los humanos es la de la seguridad: tener no sé qué o no sé cuánto... estar con no sé quién o no sé quiénes... hacer no sé qué cosa y también la otra. Sentirse seguro y salvado por poderoso y propietario. Imaginarnos sólidos e inexpugnables tras ciertos bienes, personas o situaciones. Creemos desde ahí despistar a la súbita Vida y hasta poseerla. Pero es justo al revés... Ella marca los tiempos que nosotros sólo podemos usar a favor o en contra. Lo inestable es lo único seguro. O cambian las circunstancias o lo haces tú. La inmunidad es más un deseo que un hecho. Se habla por ejemplo de tener posesiones, amores, salud o actividades y de hecho... más que "tener" deberíamos decir "ser con". No se tiene una novia... se es con "menonita". No es nuestra. Mañana se puede ir con otro, por mucho que le joda al ego... a tu yo. Incluso puede dejar de gustarte aunque ella te amaría por siempre. Ese chalet del que tanto presumes tampoco es tuyo... es un préstamo del Universo que esta misma noche puede derrumbarse por un terremoto imprevisto en tu seguridad. Toda la llamada felicidad por tener trabajo fijo, familia modelo o éxito social se viene de un plumazo abajo, aunque te moleste o resistas, si te dicen que has enfermado de algo fatal. No tenemos salud... estamos sanos. Si fuera nuestra nunca dejaríamos que nos abandonara. Del mismo modo cuando decimos que perdemos a un ser querido en realidad sólo dejamos de verlo. Jamás lo tuvimos... fuimos con él y nos hizo. Relativicemos al yo engreído que se siente omnipotente. Bajemos los humos de este simple espejismo... por muy complejo que sea. Gocemos de todo a tope; pero desde la silenciosa consciente humildad. Y entonces repasemos ¿qué es lo que tenemos y por tanto lo que perdemos? ¿Quién lo tiene? ¿Es algo nuestro de verdad? O es sólo una apariencia muy creíble. Descubrir estas respuestas no de apenarnos... de hecho sería acercarse, casi hasta tocar, a la felicidad última, primera, sencilla e incondicionada. Yo no puedo hacerlo por ti... tú no debieras dejar de hacerlo.

Lo he citado textual... creo que ha sido muy oportuno para ese amasijo de sensaciones que me traigo de Africa... su gente nos lleva clara ventaja, os lo aseguro! A Campanilla que a veces la regalan un caramelo en un restaurante haciéndola una gracia, tengo que recordarla en ocasiones que "de las gracias" porque para ella es un insignificante caramelo... incluso en un arrebato infantil puede hasta manifestar que no la gusta... dad un caramelo a un niño en Africa... y veréis qué lección de vida viene en retorno!



Próspero Año Nuevo... y una canción que esperaba a mi regreso... nada es casual! Gracias de forma prolongada...


6 comentarios:

Catypol dijo...

Qué lindo Mela! me quedo con las palabras "lo difícil es ser sencillo", gracias por estar ahí bella

Isabel Antonia Gallego Garriga dijo...

Mela😍😍😍
Gracias Bella

Yo me quedo con todo.😜

Nay dijo...

Hermosa entrada que el 2016 nos haga agradecer lo bueno y lo malo también

Gabriela dijo...

Mela que gran cierre para nuestro calendario, lindas palabras....experiencias de vida, tus fotos enormes como siempre!!!

Josymar Thomas dijo...

Hermoso Melaaa como siempre

Siempre Mela dijo...

Hermosas todas vosotras!! Muacc